Higiene de sueño

Recién nacido a 6 meses

  • Establecer una rutina previa a la hora de acostarle: baño, masaje, nana o cualquier otra actividad rutinaria y tranquila que debe finalizar en la habitación de los padres que es el lugar donde debe dormir el bebé.
  • Es importante que el bebé permanezca despierto mientras come.
  • La alimentación debe ser lo más rutinaria posible y siempre con la frecuencia que demande el bebé.
  • Después de cada toma es importante mantener al bebé despierto para que eructe.
  • Cambiarlo después de la toma.
  • Acostarle despierto para que aprenda a dormirse solo. No acostarle dormido. Si aprende a dormirse en brazos, meciéndolo o tomando el pecho, va a exigir esa costumbre en todos los despertares nocturnos (¡que son normales!). Sepa reconocer el sueño activo (el bebé duerme pero puede hacer muecas y gruñidos, a veces con los ojos entreabiertos y moviéndolos) y déjenle dormir .
  • Durante las tomas del día hacerlo con luz natural, hablándole, cantándole y estimulándole para que sea más fácil mantenerle despierto. A la noche dar la toma a oscuras y con menos estímulos que se le dan durante el día.
  • En los niños con cólicos estos habrán desaparecido a los 3 meses.
  • No fumar nunca en casa.
  • Respetar los consejos sobre entorno seguro pare el bebé. Ver.

6 meses a 1 año.

  • Deben mantenerse las rutinas antes de acostarlo: baño, cena, cambiar pañales, intercambio afectivo y luego llevarle a su cuna para que se duerma, no acostarle dormido.
  • A esta edad sigue siendo normal que se despierte por la noche (No suele ser por hambre). Conviene mantener al bebé en la cuna y tranquilizarle sin grandes estímulos (hablarle con cariño, siseo, caricias,..). Se aconseja utilizar un peluche, que sea seguro, para que cuando se despierte identifique ese objeto con el sueño.
  • No fumar nunca en casa.

1 año a preescolar

  • Respetar las siestas que el niño pida.
  • Ambiente de la habitación tranquilo y oscuro, con temperatura confortable (20-21ªC), sin abrigar en exceso.
  • Rutina previa a acostarle: baño, masaje, juegos tranquilos, contacto afectivo, cena (sin abusar de líquidos) e higiene antes de llevarle a la habitación para que se duerma. Acostarle a la misma hora todos los días.
  • No exponerle a la televisión.
  • Usar un peluche u otro objeto que sea seguro para que el niño lo relacione con el sueño.

Preescolares

  • Durante el día es recomendable que los niños duerman la siesta.
  • Evitar acostarlo con hambre o exceso de líquidos.
  • Hay que tener especial cuidado de no potenciar la angustia o los miedos, aludiendo a “cocos, fantasmas, hombres del saco…”.
  • Evitar bebidas o alimentos excitantes (chocolates, refrescos de cola…).
  • Evitar cualquier actividad vigorosa 1-2 horas antes de acostarlo, así como ver televisión.
  • Evitar las siestas muy prolongadas o tardías.
  • Evitar asociar comida o sueño a castigo o rechazo.
  • Cuando de manera esporádica el niño tenga dificultades para conciliar el sueño, se debe reflexionar sobre lo acontecido ese día y no se le debe chillar.
  • Se debe transmitir seguridad y tranquilidad.
  • Los horarios de cena y de acostarse deben ser lo más regulares posibles.

Escolares

  • Horarios regulares para cenar, acostarse y levantarse, incluidos los fines de semana.
  • No hacer cenas copiosas.
  • Evitar bebidas que contengan cafeína (bebidas de cola).
  • No hacer ejercicio intenso en las dos horas previas de acostarse.
  • No ver televisión ni otras pantallas antes de acostarse. No permitir que en la habitación haya televisores.

Adolescentes

Nota: en los adolescentes es normal que exista un retraso de fase de sueño. Es decir, el adolescente, al iniciar la pubertad tiende a conciliar el sueño más tarde que cuando era un niño. Sus necesidades de sueño no varían sustancialmente y es normal que tengan también tendencia a levantarse más tarde.

  • Horarios regulares para cenar, acostarse y levantarse, incluidos los fines de semana.
  • Evitar que prolonguen la hora de levantarse los fines de semana.
  • No hacer cenas copiosas.
  • Evitar cafeína (bebidas de cola, café), tabaco, alcohol y drogas
  • No hacer ejercicio intenso en las dos horas previas de acostarse.
  • No ver televisión ni otras pantallas (teléfonos, videoconsolas, etc.) antes de acostarse. No permitir que en la habitación haya televisores.

Más información sobre higiene de sueño y otros recursos de sueño para familias en: 

gpcfamiliasAprendiendo a conocer y manejar los problemas de sueño en la infancia y adolescencia. Información para padres, educadores y adolescentes. Ver.

Actualizado el 1 de mayo de 2013

Anuncios